7 motivos por los cuales debes ser la mejor amiga de tu esposo

  • ¿Alguna vez te has preguntado si tu esposo te considera realmente una amiga? ¿Te has cuestionado si en realidad conoces esa faceta de compañerismo y complicidad que hay dentro del hombre con el que decidiste compartir tu vida?

    Al igual que muchas mujeres alrededor del mundo, es posible que te hayas olvidado o hayas menospreciado la fuerte conexión que existe entre los conceptos “matrimonio” y “amistad”. Debido a las ocupaciones diarias del hogar, a la responsabilidad de los hijos y a las labores profesionales que tienes, es posible que hayas dejado de lado la importancia de ser amiga y esposa a la vez.

    ¡Ojo!, no pienses -como erróneamente muchas mujeres creen- que convertirte en amiga de tu esposo te alejará de ser pareja, novia y amante. Todo lo contrario: ser amiga, sobre todo, la mejor amiga de tu esposo, te permitirá encontrar la parte más sublime y plena de tu matrimonio.

    Si te interesa descubrir cuáles son algunas de las razones por las que no debes menospreciar tu papel de amiga en la vida de tu esposo, presta atención a los siguientes siete puntos.

    1. Su relación se volverá más divertida

    Si te decides a ser esa amiga con la que él pueda jugar, bromear, reír, comer, pasear, mensajearse, ver su programa favorito, ir a comprar ropa y demás, notarás mayor felicidad en ambos.

    Recuerda que la diversión es parte fundamental de un matrimonio. Y en la mayoría de las ocasiones esa diversión se obtiene de las cosas más triviales que pueden hacer juntos si, más allá de esposos, se consideran amigos.

    2. Te ganarás su confianza

    Muchas esposas sufren al ver que sus parejas les ocultan asuntos de relevancia para sus matrimonios. En algunos casos, llega a ser tal la falta de confianza del hombre hacia la mujer, que poco a poco éste se aleja, causando una infelicidad tremenda en ella. Como consecuencia de esto, la esposa pierde de vista la única manera en la que puede combatir el lamentable fenómeno de la desconfianza.

    Por ello, si deseas que tu esposo hable contigo sobre aquellas cosas que le preocupan, le disgustan, lo alegran y lo motivan, toma ese hermoso papel de amiga que por derecho te corresponde, y ejércelo.

    3. Te pedirá consejos

    Por su propia naturaleza, los hombres suelen apoyarse más en los consejos de sus amigos. Es a ellos a quienes recurren para asesorarse sobre lo que deben hacer o no. Sin embargo, si como esposa tú te propones ganarte su confianza, basada en la amistad, puedes estar segura de que será él mismo quien pida tu consejo y ayuda.

    4. Podrás conocer otras facetas de su persona

    Ser amiga de tu esposo te permitirá conocerlo no solo como el papá o pareja que es, sino que te acercará al hombre que tiene sueños, metas, desafíos, gustos simples, diversiones extrañas y facetas de la vida que nadie más puede ver.

    5. Resolverán con mayor facilidad sus adversidades

    Si logras entablar una amistad con tu esposo, ten por seguro que enfrentarán con mayor fortaleza las adversidades y desafíos. El simple hecho de saber que además de una esposa tiene en ti a una verdadera amiga y compañera, lo impulsará a librar cada batalla que se le presente.

    6. Tendrán menos problemas como pareja

    El hecho de que te considere amiga y esposa les ayudará, tanto a él como a ti, a ser más tolerantes el uno con el otro. Al mirarte no solo como su pareja, sino como su amiga y confidente, evitará las riñas y contiendas entre ustedes.

    7. Se amarán de una manera más plena y absoluta

    Ser amiga, compañera, cómplice y esposa, será la clave para que tu matrimonio florezca constantemente, día con día, minuto a minuto. Consolidar tu relación de pareja en un hermoso lazo de amistad te permitirá ser esa esposa que vive plena y feliz cada día de su vida.

    Finalmente, no olvides recordar que la maravillosa conexión entre el matrimonio y la amistad, puede tener como resultado parejas dichosas y eternas.

    Fuente: familias.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *