¿Qué tipo de familia conformas?

Es necesario que reconozcas las diferentes opciones de unión para conformar una familia. ¡Presta atención!

 

Las transformaciones políticas, sociales y económicas de los últimos tiempos han llevado a que tanto hombres como mujeres encuentren nuevas formas de establecer vínculos y relaciones. Aunque la familia nuclear (conformada por mamá, papá e hijos) ha sido tradicionalmente reconocida hoy en día existen otras posibilidades.

Algunos expertos, incluso, prefieren hablar de familias y no de la familia, la palabra en singular que restringe las múltiples opciones que existen de establecer vínculos de apoyo, afecto y de sostén económico. Dentro de esta diversidad de formas filiales, una de las que más ha reclamado su reconocimiento ha sido la de las parejas del mismo sexo con extensas batallas que han llegado a los altos tribunales para reclamar la posibilidad de adoptar hijos.

Aunque el deseo de tener hijos es una de las maneras para conformar una familia, no es la única. Se agrega que de hecho, hay parejas que no quieren tener hijos, pero sí mascotas y “ya hay países donde se ha legislado sobre los derechos de herencia de los animales”.

Pero más allá de figuras como padre o madre, del deseo o no de tener hijos o de la existencia de lazos de sangre, la familia es más que una institución inflexible en donde el vínculo filiar sobrepasa los límites y los mandatos sociales. Es necesario reconocer las diferentes opciones de unión.

 

Familia monoparental

En nuestro país ha sido frecuente este tipo de familia, en la que una persona, padre o madre, asume la titularidad del desarrollo de su grupo. Pero es usual que ésta tenga dificultades para salir adelante por sí misma y busque apoyo en la familia extensa, donde los parientes paternos o maternos entran a brindar soporte en el cuidado de los niños.

Las migrantes

Con el cambio en las dinámicas económicas, la búsqueda de oportunidades laborales y las opciones de estudios en el exterior, han surgido las familias migrantes, en las que por ejemplo, “el padre se va a probar suerte en España o Estados Unidos, pero continúa el vínculo con sus familiares así ellos estén en este país. Se comunican por medios como Skype y se giran dinero”.

Las separadas

La tendencia de aumento en los divorcios de los matrimonios y uniones libres, ha generado esta clase de familias. En ellas los hijos pasan cierto tiempo en el hogar de cada uno de sus padres y “es muy frecuente que se genere conflicto y sea trasladado a los niños”. Lo mejor en este caso es no descalificar ninguno de los hogares sino por el contrario, generar una visión fuerte y sana de ambos.

Compuestas o recompuestas

Están conformadas por “personas que tuvieron una relación, hijos y en algún momento decidieron tener un hogar con otra persona. Entonces, se suman los hijos de cada uno, pero además, la pareja tiene los propios”. En este caso no resulta tan fácil que se generen buenos vínculos entre los hermanos por las dinámicas particulares que trae consigo cada integrante, pero con el tiempo, también pueden darse dinámicas de bastante afecto, sin que la ausencia de consanguinidad sea un obstáculo.

Fuente: Cromos Colombia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *